Un granito de arena

Sin duda hay infinidad de causas que requieren el apoyo de la sociedad para combatir los problemas de distintos lugares de nuestro mundo y del planeta en sí mismo.

Por desgracia hay mucho a lo que meterle mano. La capa de ozono, el cambio climático, el deshielo de los polos, la extinción de especies animales, la deforestación del Amazonas, la inclusión de las personas con discapacidad, el maltrato de mujeres, el trabajo infantil…Así hasta infinito y tenemos que ser conscientes que es nuestra responsabilidad ayudar en la medida que podamos.

A nosotros, desde siempre, las causas que más nos llegan al corazón son las que afectan a los niños y jóvenes, porque son los más vulnerables y porque son el futuro de la sociedad.

A lo largo del tiempo hemos venido apoyado a distintas organizaciones que trabajan con éstos colectivos, a través del deporte. Porque estamos convencidos que el deporte es una de las herramientas más potentes que existen para conseguir un mundo mejor. Como bien sabemos todos, el deporte no sólo es beneficio físico, también es importantísimo lo que aprendes –sin querer- a través de sus valores, de la experiencia que vives. Y además, el deporte es juego, es diversión. Un aspecto vital para el desarrollo de la personalidad de un niño.

Cuando empezamos con la idea de Sport Voyagers tuvimos muy claro que tendría 3 pilares sobre los que girar: viajar, deporte y proyecto social.

Hoy queremos hablaros de la parte social.

En cada uno de sus viajes Sport Voyagers identificará un proyecto deportivo (escuela, club, asociación) local, que trabaje con niños y jóvenes.

Nuestra humilde aportación será llevar de casa material deportivo que ya no usemos, pero que esté en buen estado, para que los chicos lo puedan usar. Y también, aunque no es obligatorio, animamos a nuestros viajeros a incluir en su equipaje material de éste tipo.

Queremos cumplir dos objetivos importantes: ayudar y reciclar. Ayudar a quien no tiene –la suerte- las posibilidades que tenemos nosotros. Un artículo que a nosotros ya no nos sirve, para otros puede ser el mejor regalo.

Durante el viaje visitaremos el proyecto y haremos la donación del material todos juntos.

En el viaje Etiopía-running lo que más necesitan los pequeños aspirantes a atletas etíopes son zapatillas para correr. Como sabéis muchos corren con chancletas dos tallas más grandes o incluso descalzos.

También será bien recibido cualquier otro tipo de artículo para hacer deporte. Chándal, sudaderas, camisetas, pantalones…y si es ropa técnica genial.

Os aseguro que ver las caras de felicidad de los chicos no tiene precio!

Es un granito de arena, si, pero las playas están llenas de granitos de arena…

 

Viaja con nosotros y podrás vivir ésta y otras jornadas emocionantes. http://goo.gl/ZI6LPd

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.